UPTIC

Información

Usuarios
5
Artículos
409
Visitas
316594
IP: 54.81.120.254
Country: United States
×

Mensaje

Directiva Europea sobre Privacidad

Unión Profesional emplea -cookies- para gestionar la autentificación, navegación y otras funciones. Para usar nuestro sitio web, Vd. debe aceptar que nosotros instalemos este tipo de -cookies- en su equipo

Ver los documentos sobre política de privacidad

Vd. ha rechazado el uso de -cookies-. Esta decisión puede revisarla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hace tiempo que la burguesía se descompuso en diferentes subclases medias. Los burgos se convirtieron en megalópolis y los trabajadores en asalariados.

Aún quedan vestigios de la que fue llamada un día sociedad industrial y posteriormente postindustrial y a nada los seres llamados humanos dejaron colgados sus aperos de labranza pasaron a coger las tabletas electrónicas en un abrir y cerrar de ojos, entretanto, habían vivido con las máquinas-herramientas y los primeros sistemas de organización despuntaban en un bienestar que parecía interminable, eso si, con dos guerras mundiales y paradójicamente nacionalistas de por medio.

Poco ha quedado de esas clases sociales medias, encerradas en si mismas, sin visos de cambio salvo el que pueda proporcionar la tecnología y su más fiera representante la Internet. Ahora las fronteras se han diluido y prueba de ello consiste en intentar observar esa linde difuminada que proporciona la ideología. Algunos hechos sociales se repiten como un "déjà vu", los nacionalismos y el regreso a los falansterios del socialismo cooperativista son claros ejemplos. El Ángel Exterminador está entre nosotros, pero los protagonistas de Buñuel son otros.

Vivimos un retorno a los orígenes, como en ese cuento maravilloso "El Origen de la Semilla" de Carpentier, donde ajenos al devenir temporal retornamos al útero y a su acogedor espacio. Existe algo infantil en la conducta que nos impide progresar y analizar racionalmente lo que ocurre a nuestro alrededor y el tiempo disponible, ese bien escaso, es cada vez menor como para sentarse a escribir y reflexionar.

Cabe ahora, otra vez, la protesta baladí y perpetua de esos sindicatos arcanos, tan antiguos, que su historia se cuenta en centurias y que hoy vuelven otra vez a las andadas, con las sirenas, los megáfonos y los silbatos. Un país que odia la música tiende a protestar de forma ruidosa, un país que niega su existencia tiende a utilizar la violencia para autoinmolarse.

Llevan los sindicatos de la CRTVE unos días alborotados, piando y revolviéndose en el nido. No les basta que unos personajes de CCOO:

Francisco Baquero
Antonio Rey de Viñas
Rodlfo Benido
Juan José Azcona
Pedro Bedia
Gabriel Moreno
hayan gastado 796.400 Euros en sus santas necesidades y que los de UGT

Gonzalo Martín Pascual
Miguel Angel Abejón
Rafael Eduardo Torres
Jose Ricardo Martínez
hayan pescado 365.500 Euros adicionales para cubrir sus particulares caprichos

Esta fresca la noticia sobre el viejo cacique sindicalista del socialismo asturiano, José Ángel Fernández Villa, "apuñalado" por uno de sus hijos, Javier Fernández, que tanto le debía, al decretar su expulsión de la Federación Socialista de Asturias (FSA) a causa de un vidrioso patrimonio de 1.400.000 de Euros que Hacienda tuvo a bien regularizar y ahora la Oficina Antifraude investigar. Villa tenía un oscuro pasado como confidente de la Brigada Político-Social de la policía franquista, quizás de ahí le venía la fortuna.

Estos personajes representan los ideales abandonados, pero son solo hitos que marcan un trayecto de corrupción sistemática amparándose en las siglas del pasado.

Son cantidades individuales que se suman a la investigación por las ayudas de 49,5 millones de euros a la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE) que tuvo como protagonistas, entre otros, Federico Fresneda extesorero de UGT-Andalucía entre los años 2005 y 2013, ahí es nada, y sus responsables políticos, Jose Antonio Viera, Manuel Recio y Antonio Ávila entre otros muchos.

No se acaban las cuentas aquí, son un proemio de lo que tarde o pronto terminará por ser totalmente descubierto. Ahí están los ERE con Salvador Mera, Secretario General de UGT de Cádiz y el ex-dirigente de CCOO Roberto Carmona implicados en dicha trama y que en Agosto de 2013 sumaba 116 imputados, muchos de ellos políticos del PSOE y sindicalistas de UGT y CCOO. En este caso ya perdimos la cabeza sumando cantidades.

Caramba, se impartían cursos para parados y no había alumnos y algunos parados que nunca había trabajado cobraban pensiones de jubilación o invalidez o lo que se antojara. Había dinero "pa asá una vaca" como reconocía la madre de unos implicados. Esa España cañÍ en la que los padres para proteger a sus hijos guardaban bajo el colchón de la alcoba lo defraudado como descubrió la policia.

Los sindicatos mayoritarios están metidos en un cenagal y lo que resulta inaudito es que siga habiendo militantes que alimenten con sus cuotas un sistema clientelar que interviene en las empresas para lograr puestos directivos, prebendas, locales sindicales, dietas, liberados y cualquier otra dádiva que les permita vivir de la mamandurría, como popularmente se conoce a no hacer nada y cobrar por todo.

No es un fenómeno que afecte a una parte de los sindicatos, es tan descomunal la corrupción que a duras penas resisten el envite sus secretarios generales Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, "Cada vez que se pierde un palo en relación a los cursos de formación en Málaga o Madrid, siempre hay una hostia a los sindicatos. En fin, para eso estamos". Efectivamente, para eso están, para no dar un palo al agua y llevárselo doblado.

Una sociedad clientelar que utiliza la corrupción por sistema y que entreteje a sindicatos, partidos políticos y asociaciones empresariales bajo un mismo paraguas, ahora descubierto, con las tarjetas en negro que se cargan en la cuenta de "quebrantos" para así desgravarse por pérdidas los gastos de los consejeros. Un país que el adalid de la regeneración, un oportunista, se lucra de una hipoteca ventajosa y dice que son solo unos euros al mes lo que se ahorra, pues... "razón de mas para no pillar" diría cualquiera que tiene por el objetivo televisivo de ser millonario.

Los mismos que enarbolan los megáfonos y llaman a la concentración son los mismos que se quejan de cobrar comisiones, aún representándolas y habiendo sido parte del sistema de gobierno y habiendo os dejado como estamos, siguen dando la vara y quejándose de la democracia que nos ha tocado vivir.

El problema del sistema no es que sea corrupto sino que la corrupción de la izquierda sea el sistema, sin exceptuar a una derecha que se ha quedado anquilosada en el trienio liberal y que pilla mordidas, por ahora, en menor medida. No se trata de ser mas o menos corrupto, igualmente deben ser imputados, se trata de poner orden en el caos clientelar de los sindicatos al igual que se exige la supervisión de las cuentas de partidos y políticos, todos en el miso saco.

La democracia puede y debe regenerarse. Es hora de ponerse a trabajar y no dejarse imbuir por los pastores que conducen a los rebaños a su sacrificio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Privacidad

Vd. ha permitido instalar -cookies- en su ordenador. Esta decisión puede cambiarse.