UPTIC

Información

Usuarios
5
Artículos
409
Visitas
316418
IP: 54.198.223.170
Country: United States
×

Mensaje

Directiva Europea sobre Privacidad

Unión Profesional emplea -cookies- para gestionar la autentificación, navegación y otras funciones. Para usar nuestro sitio web, Vd. debe aceptar que nosotros instalemos este tipo de -cookies- en su equipo

Ver los documentos sobre política de privacidad

Vd. ha rechazado el uso de -cookies-. Esta decisión puede revisarla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Entrevista pulbicada en PRNoticias

Entrevistamos a Miguel Sainz, secretario general del sindicato de Radiotelevisión Española Unión Profesional (UP), un nuevo sindicato que nace en RTVE coincidiendo con las elecciones para renovar el Comité Intercentros de la Corporación de televisión pública. En una larga conversación Sanz nos revela cuáles serán sus líneas de actuación y critica duramente los privilegios que históricamente se han repartido los siete sindicatos representados en RTVE. ‘Muchos perciben que los sindicatos tradicionales son auténticos parásitos que incrementan el coste laboral sin beneficio ni para los afiliados ni los no afiliados’, indican.

Un sindicato nuevo, ¿No cree que hay demasiados sindicatos en la CRTVE, con el suyo 8?

Si, demasiados. Existen sindicatos tradicionales, CCOO, CGT, UGT, etc que defienden, aún hoy, la lucha de clases, una visión maniquea de los de arriba y de los de abajo, posturas ideológicas similares, se reparten privilegios y apoyan modelos anticuados para elegir al Comité de Empresa, basados en un sistema de votación no proporcional, eso sin contar cómo intervienen los cuadros para elegir a quienes les substituyen cuando pasan a ser representantes y dejan su puesto de trabajo para que lo ocupe un interino. Los sindicatos tradicionales están condenados a desaparecer, viven por el Estado, se nutren de sus presupuestos, pierden de forma constante afiliados y cada vez suscitan una menor participación en las elecciones sindicales y menos aún en sus convocatorias de movilizaciones. El Estado y los empresarios son rehenes de la casta sindical que maneja ingentes cantidades de dinero procedentes de fondos para la formación de desempleados, de la gestión de planes de pensiones, cobran incluso comisiones por cada trabajador acogido a un Expediente de Regulación de Empleo. Muchos perciben que los sindicatos tradicionales son auténticos parásitos que incrementan el coste laboral sin beneficio ni para los afiliados ni los no afiliados.

¿Por qué un sindicato como Unión Profesional?

Nuestro sindicato defiende ideas nuevas, entre ellas la regeneración sindical que consiste en abolir los privilegios sindicales. Los sindicatos disponen de una cohorte de liberados y delegados con horas, que consumen dietas, que ocupan locales, recursos administrativos y, en definitiva, gastan el dinero de las empresa. Por otra parte la dirección sostiene el sistema que permite dirigir políticamente la CRTVE. Todos participan en el negocio. Los sindicalistas medran, ocupan puestos de dirección y a cambio callan o hacen un poco de ruido con el fin de aparentar una negociación inexistente. Estamos en contra de un sindicalismo publicitario que contribuye a sostener una sociedad ineficiente o corrupta.

Propone que los sindicatos vivan exclusivamente de las cuotas y de donaciones

Si. Resulta incomprensible que en RTVE se paguen dietas a los sindicalistas para que vayan a repartir propaganda a los Centros Territoriales, como si no existiera Skype, Internet o la telefonía móvil. Los liberados reciben un salario, su antigüedad y además conservan el plus y, no solo esto, también se administran su jornada laboral, disponiendo de su tiempo sin tener que dar cuenta a nadie. Están exentos de ficha. Ser sindicalista es un chollo y resulta alucinante que se permita esta situación. Hace unos años se disponía de unos 300 delegados sindicales, una aberración y aún hoy existen, a partir de las elecciones pasadas del 2011, más de 75 con exención de servicios, 62 delegados, 6 administrativos, 16 locales, 825 dietas, 846 viajes y una bolsa de 7000 horas a repartir a LOS AMIGUETES*. Hagan cuentas sobre lo que cuestan los sindicatos, no deseamos quedarnos cortos, nadie lo sabe, es un secreto para mantener el status quo.

*Las cifras son una aproximación a partir de la tabla de cómputo de elecciones de 2011 que cruzaron todos los sindicatos para repartirse el pastel

¿Qué presupuesto tiene su sindicato?

Nuestro sindicato cuesta, si mal no recuerdo 119 euros al año, lo que nos cuesta alquilar un sitio web, (http://unionprofesional.es), ya verá que hemos tenido más de 180.000 visitas en un año y disponemos de más de 400 referencias y escritos. Algunas páginas han tenido miles de visitas, imagínese, que el coste de una página por visita no llega a 0,06 céntimos de euro.

Muchos perciben que los sindicatos tradicionales son auténticos parásitos que incrementan el coste laboral sin beneficio ni para los afiliados ni los no afiliados

¿Qué cuota pagan los afiliados en su sindicato?

Tenemos simpatizantes, no representamos a nuestros afiliados mas que lo que representamos a los profesionales del medios, es un sindicato muy simpático que permite que cualquier profesional pueda estar afiliado a otro sindicato, no pedimos fidelidad, somos transversales, un 'cross-trade'. Los afiliados a cualquier sindicato pagan de su bolsillo entre 120 y 144 euros anuales y encima el Estado les desgrava. Con un solo afiliado podríamos mantener nuestra actividad. En RTVE los sindicatos manejan cifras astronómicas sin ningún control del gasto y facilitando la aparición de una economía paralela, no fiscalizada, mediante el 'merchandising' sindical, como venta de camisetas, gorras, banderitas, insignias… que ríase usted pero se pueden llegar a mover cifras importantes.

¿Economía sumergida?

No vamos a acusar a nadie, para eso está Hacienda, pero fíjese el caso de los cursos de formación, el fraude de los ERE, entre otros, y esto es la punta del iceberg, pero también el Estado facilita los recursos legales para que los sindicatos se financien: CCOO, UGT y BBVA administran la entidad Gestora del Plan de Pensiones de la Administración General del Estado, uno de los fondos de planes de pensiones más importante del país, y cobran por la gestión. Los sindicatos tradicionales son la primera empresa del país, tienen miles de empleados voluntarios que pagan por trabajar repartiendo pasquines y soltando mítines mientras se mantienen macroestructuras administrativas e inmobiliarias que viven a costa de los creyentes. Son iglesias con sus popes y su masa de creyentes inocentes que contribuyen con sus manos al sostenimiento de sus verdugos.

Parece que aboga por su eliminación…

Eliminarlos, no, regenerarlos. No se puede continuar construyendo los falansterios del siglo XIX.

¿Y la negociación colectiva?

En CRTVE el día 12 se celebran elecciones sindicales, apenas se llega al 50% de votos y la representación obtenida ni siquiera es proporcional, 600 trabajadores de provincias tienen más peso sindical que los 5.700 restantes. Una aberración. En este país una ley electoral puede condenar a la mayoría a los intereses de una mafia local. La representación sindical, es eso, una representación, un teatro teóricamente democrático en el que se representa la farsa de la negociación colectiva, donde hay unos actores, los delegados y liberados sindicales que acuden a reuniones eternas con una empresa que busca la forma de entretener a su audiencia, los trabajadores. Las reuniones y las comisiones se prolongan para dar apariencia de participación, negociación y progreso.

Ve todo muy negro

No que va, es una farsa en clave de comedia, la lástima es que pagamos una entrada y salimos del escenario con la idea de que nos han 'tangado'. El problema es que contribuyen a la destrucción de riqueza y a la destrucción de la confianza pública. Tarde o temprano se impondrá la razón No hay día que pase que no tome conciencia de la farsa un nuevo ciudadano.

RTVE tiene un futuro poco prometedor ¿cómo lo ve?

Llevamos más de 40 años de democracia bipartidista. A partir de los años 90 que se acabó el monopolio de la publicidad, RTVE comenzó su declive porque existe un plan de desinvertir. Nos han engañado con planes, modelos y leyes de financiación que han provocado el hundimiento de nuestra empresa, ha sido premeditado organizado por el PSOE y el PP que se han repartido los papeles de policía bueno, policía malo, son zorros cuidando a las gallinas. Se hace todo lo posible para que RTVE no represente una Televisión Pública, y se hace todo lo posible para que RTVE no sea viable económicamente y ambas cosas son simultáneamente posibles.

Los platós están contaminados, la administración altamente burocratizada, la segmentación política de los profesionales permite que una parte de la plantilla esté apartada mientras los partidos se alternan en el poder, la manipulación rampante, todo ello contribuye a que unos excelentes profesionales estén desmotivados.

¿Y qué dice de la audiencia?

La audiencia no importa, no hay publicidad, por lo tanto no importa, es la excusa. Los responsables de programación, con nombres y apellidos, Sr. Ujados, Sr. Mochales, Sr. Camblor… no tienen toda la responsabilidad, son parte del engranaje y se les ha permitido la experimentación, el resultado es un desastre. Estos cargos intermedios entregan a terceros aquellas ideas que son social y económicamente mas rentables y contribuyen con su acción a descapitalizar la empresa. Por si fuera poca la tomadura de pelo, los jefes de la CRTVE tienen 14 pagas más una de productividad, un chiste, una paga adicional que recompensa su trabajo de día a día de hacer inviable la empresa.

Todo esto conduce a que la dirección de la CRTVE no soporte un análisis riguroso sobre su gestión y así recibe, obviamente, los dardos políticos que recibe. Los platós están contaminados, la administración altamente burocratizada, la segmentación política de los profesionales permite que una parte de la plantilla esté apartada mientras los partidos se alternan en el poder, la manipulación rampante, todo ello contribuye a que unos excelentes profesionales estén desmotivados. Estos gestores dan la espalda a los buenos profesionales de la casa, y administran la empresa como un cortijo, financiando proyectos en detrimento de la propia empresa, entregándola a terceros, y dejando en barbecho los recursos públicos que haría de RTVE un proyecto útil socialmente y competitivo económicamente.

Pero RTVE, tiene más del doble de trabajadores que las televisiones privadas y unos salarios altos.

Siempre nos hacen la misma aseveración. Telecinco no tiene radio, ni orquesta, ni Instituto de Formación y, todos sus trabajadores solo se dedican a la emisión, es como si TVE tuviera solo los empleados de sus controles centrales y algunos de informativos junto con los jefes encargados de comprar y encargar programas.

Financiamos instituciones públicas que nadie quiere ni desea, que representan políticas de estado, y al tiempo se impide el desarrollo profesional de sus buenos profesionales y el desarrollo de una empresa cuyo éxito económico permitiría financiar políticas de Estado. CRTVE puede ganar dinero, poniendo por ejemplo en valor su fondo documental, poniendo en valor a sus profesionales. El disparate es extraordinario, piense de forma realista si quiere comparar los profesionales de las distintas cadenas.

Los 'currantes' de las privadas viven en empresas 'patera', en condiciones precarias, con contratos basura, son en definitiva las empresas satélites de la matriz Telecinco las que tienen el personal que produce los programas y en Antena 3 ocurre otro tanto de lo mismo. Las privadas enmascaran su número de trabajadores en sociedades que prestan servicios a la emisora central y este es el modelo que quieren imponer en la CRTVE.

Quejarse y criticar resulta fácil pero ¿Cuáles son sus propuestas para regenerar la televisión pública en España?

Estamos promoviendo un Manifiesto para la defensa de un nuevo modelo del audiovisual en España, cuyo eje central se articula bajo la tutela de la Corporación RTVE. El resultado de su puesta en marcha consistiría en un Consorcio Audiovisual Español, que agrupara todos los recursos audiovisuales que actualmente están dispersos y uniera a todas las instituciones que necesitan el apoyo de la industria audiovisual para tener presencia internacional. Por ejemplo, la Agencia EFE debería estar integrada en dicho Consorcio, las sociedades de derechos deberían ser articuladas en su entorno, una agencia para la protección y registro de la Propiedad Intelectual, junto con la Agencia para la Protección de Datos, quizás puedan parecer muchas cosas juntas, pero estamos en una sociedad de la información donde no se protege al ciudadano, se le invade con propaganda de forma continua en su teléfono, con correo basura, donde la piratería se ejerce sin freno, donde existe una cultura del 'Copy & Past'”, sobre todo en la industria audiovisual.

Ya es hora que se de la oportunidad de expresarse a los que representamos una alternativa ambiciosa y sólida al servicios de los ciudadanos que aproveche toda la energía y creatividad de los profesionales, expertos audiovisuales, que son ajenos a la disciplina de los partidos y que tratan de dar lo mejor de si mismos en la medida en que se les deja.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Privacidad

Vd. ha permitido instalar -cookies- en su ordenador. Esta decisión puede cambiarse.