UPTIC

Información

Usuarios
5
Artículos
403
Visitas
405604
IP: 3.227.249.234
Country: United States
×

Mensaje

Directiva Europea sobre Privacidad

Unión Profesional emplea -cookies- para gestionar la autentificación, navegación y otras funciones. Para usar nuestro sitio web, Vd. debe aceptar que nosotros instalemos este tipo de -cookies- en su equipo

Ver los documentos sobre política de privacidad

Vd. ha rechazado el uso de -cookies-. Esta decisión puede revisarla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un Ménage à trois donde dos echan a un tercero.

  • Un Tertuliano de La Mañana, llamado Rallo, más lento que el caracol.
  • Una Directora de Contenidos de IRTVE, llamada Maicas, la mujer del general.
  • Otro Tertuliano a tiempo parcial, llamado Escolar que sigue de alumno.

Este es el pastel, que arrojan a la cara de todos los profesionales de TVE, el hashtag #TVEcensuraRallo

Hay que aprovechar las oportunidades para defender la televisión pública haciendo rídiculas las opiniones de los que abogan por su cierre, no censurando su opinión.

La mejor forma de luchar contra el nacionalismo es su existencia, para descubrir así, la cara oculta de la ideología que lo subvenciona, lo protege y lo propaga, no porque el nacionalismo haya que crearlo previamente, sino justamente para combatirlo. Un mundo perfecto necesita que exista la corrupción, el delito, el pensamiento único, esto es inherente a la especie "hombre" que para pensar en la desviación de lo óptimo, para construir lo perverso necesita verlo y con esto, no queremos justificar la estupidez humana, sino su infinita diversidad.

Quizás sea demasiado aventurado decir que debe existir el fascismo para denunciarlo, el problema reside, en tanto, en cuanto, éste no se identifica como tal y el número de neonazis crece hasta apagar la voz de los que piensan de forma razonada. Los medios existen para multiplicar los efectos indeseados de esa estúpida existencia que nos hace creer que los fascistas son almas populares y cándidas que piensan en el bien común. Es el efecto del bumerán, lo tiras, golpea en el horizonte algo y regresa, pero se escapa de la mano y nos atina en la cabeza.

El lugar intermedio de las cosas, de las opiniones, de la política, reside en ese punto infranqueable del equilibrio humano, fiel que, por otra parte, solo pueden alcanzar las máquinas y no siempre. La física y el tiempo, que parecen lo mismo y no lo son, impiden que las máquinas no se equivoquen.

Y... todo esto, ¿para qué?... para poner el lugar en su sitio, tan verdad es que deban desaparecer las televisiones públicas, como es la mentira sobre que no deban desaparecer las televisiones privadas. Tan verdad es la opinión poco acertada de Escolar, un personaje de la extrema derecha del PSOE, como la acertada opinión de Rallo otro personaje que representa la extrema izquierda del PP.

Es una dificultad pensar, es, además, algo prohibitivo en tiempos de crisis, pensar es caro, porque hay que tener tiempo para hacerlo y no reflexionar sobre lo que a todos nos acucia, el bolsillo.

No debe echarse a Rallo de la radioelevisión española, como tampoco dejar que Escolar y su General campen a sus anchas. Todos son hijos de un dedo binario que los ha colocado ahí, para escarnio de todos los empleados. Los trabajadores, ya no lo son, son ante todo profesionales, que estoicamente aguardan a que su empresa sea dirigida con decoro y honradez, con una suave batuta que imprima suavidad al Lago de los Cisnes de Chaikovski y ataque vehementemente en la Séptima de Beethoven.

Necesitamos un sitio, un lugar que traiga mesura y alguien que sepa escuchar a quien no se quiere escuchar sin necesidad insultar y se sepa insultar al que pueda esperarlo.

El lado intermedio no significa apostar de forma equidistante por una idea u otra, el lado intermedio es aquel que desenmascara la necedad humana. Lo más dificil no es reconocer el error, sino caer siempre en el mismo. El absurdo de la existencia consiste en tropezar sistemáticamente en diferentes piedras.

Fuente: abc.es

Fuente: periodistadigital.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Privacidad

Vd. ha permitido instalar -cookies- en su ordenador. Esta decisión puede cambiarse.